Comparte... Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Hasta hace unos años (largos) yo era uno de esos seres humanos que se pintaba las uñas directamente, no tenía ni idea de que existía algo llamado base y mucho menos top coat. Como entraba a trabajar muy temprano y después iba a la facultad, me pintaba a la noche cuando llegaba a casa y me acostaba y pasaba lo obvio: el esmalte se me marcaba con las malditas sábanas. Over and over again. Hasta que una amiga (La Amiga) se apiadó de mi y me introdujo en el mundo de los Top Coats y vi la luz. Claro que en ese entonces éramos neófitas y le decíamos simplemente “brillo”. Entonces, me despertaba a la mañana, me ponía el “brillo” sobre las uñas marcadas y santo remedio. Claro que el brillo tenía un pequeño inconveniente: te obligaba a quedarte con las manos en alto cual cuartetero compenetrado en su danza, durante media hora, cuarenta minutos.

Cuando logré adentrarme más en este pequeño universo “esmaltístico” me enteré que al brillo se le decía “Top Coat” y que además de justamente dar brillo, algunos cumplían la maravillosa función de secar rápido. A la pelotita!

Pero con la revelación llegaron los problemas porque realmente es difícil elegir entre infinita variedad de ejemplares. Así que con el tiempo me puse más exigente y logré hacer una lista de requisitos que – según la que suscribe – no pueden faltar a la hora de elegir un buen top coat. y son estos:

  • mucho brillo
  • secado rápido
  • secado rápido
  • secado rápido
  • secado rápido
  • mucho brillo

Parece fácil pero encontrar la horma de los zapatos en materia de Top Coat es casi tan dificil como encontrar novio, o más.., porque los novios van y vienen pero un buen Top Coat es para toda la vida.

Así que voy a tratar de compartir mi experiencia con ustedes, y después voy a leer feliz sus comentarios porque quizás alguien me muestre su Santo Grial y finalice mi búsqueda eterna.

Vamos uno por uno los que tengo actualmente.

Top Coat Gel de Esencia Vital

Top Coat Gel de Esencia Vital

Lo compré luego de que leí en muchísimos blogs que era una maravilla. No se si es una maravilla pero realmente es muy bueno. Deja una capa de muuucho brillo, no es para nada opaco a pesar de que a la vista parece blanquecino.Otro punto a favor es que no corre los diseños de stamping y aparentemente tampoco de nail art. Seca relativamente rápido al tacto pero tiene una gran contra: antes de llegar a la mitad se pone terriblemente gomoso y se hace insufrible. Probé con unas gotas del diluyente de la misma marca y mejoró bastante pero no alcanzó a recomponerlo del todo. Cuesta $25, otro gran pro!

RapiDry Top Coat de OPI

RapiDry Top Coat de OPI

No es el mejor top coat del mundo, tampoco el peor. No tengo la versión full sino la botellita mini que vino un set de esmaltes chiquitos. Tengo como 4 de estos y habiendo usado varios puedo decir que si bien no es el mejor top coat del mundo tampoco es el peor. Deja mucho brillo y seca en tiempo normal, ¿digamos media horita? pero claramente no es un top coat de sacado rápido ni vale los millones que cuesta hoy en día (que no quiero ni saber cuanto es).

Laca Gel Evolution de Angela Bresciano

Laca Gel Evolution  de Angela Bresciano

Otro de los top coats con mejor prensa del mundo bloggeril, promete que mantiene intacto el esmalte por hasta 15 días. Nunca he estado sumida en una depresión tal que me obligara a no cambiarme el esmalte por 15 días así que claramente no he comprobado si realmente dura intacto esa cantidad de días. Lo que si puedo decir es que deja un brillo que realmente se nota. El secado no es nada rápido, diría que todo lo contrario. Pero si alguien realmente piensa pasarse 15 días con el mismo esmalte bien puede esperar a que seque, porque evidentemente es una inversión de tiempo.

Fast Dry de L´Oreal

Fast Dry de L´Oreal

Uno pensaría que viniendo de L´oreal y costando lo que cuesta, este Top Coat es maravilloso. Uno pensaría eso, y se equivocaría muchísimo. Ultimante L´Oreal no deja de darme disgustos. Este Top Coat es, sin ningún lugar a exageraciones, lo peor que me pasó en la vida.
A parte del hecho de que trae sólo 5ml y vale una fortuna, no seca rápido. Es más, diría que no seca nunca y cuando finalmente seca, deja cero brillo. Un deshonor para todos sus hermanos de secado rápido verdadero. No me alcanza la vida para indignarme tanto.

Insta Dri de Sally Hansen

Insta Dri de Sally Hansen

Qué decir del archifamoso Insta Dri que no se haya dicho antes, incluso por mi misma.
Sería el mejor top coat del mundo si no fuera por la existencia del Seche Vite. Pero la mera existencia del Seche Vite hace que se obnubile la razón y no pueda ver con claridad las bondades del Insta Dri. Ya dije allá por el 2012 que era uno de las mejores compras del año. Sin embargo, aun esta joya tiene contras. Promediando la botella se hace una melaza insufrible y a veces no alcanza con todo el diluyente del mundo para mejorarlo. Además, he notado que achica algunas marcas de esmaltes y especialmente con ciertos cremes. Corre el stamping y quienes hacen nail art lo odian. Peeero a falta de Seche, es lo más potable.

Colorstay Gel-Shine Top Coat de Revlon

Este es mi top coat preferido, aparte del Seche Vite obbbviamenteeee. Me encanta porque deja una capa que parece acrílica, es como ponerle un contact a la uña (si es que el contact sigue existiendo). Extiende mucho la vida del esmalte, sobretodo en las puntas que en mi caso, se viven saltando. Lo mejor de todo es que seca rápido (no Insta Dri rápido pero más rápido que los top coats comunes) y un recontra plus es que nunca pero nunca se pone espeso. La consistencia líquida se mantiene desde la primera hasta la última gota. La contra es que no es muy fácil de conseguir. Últimamente lo avisté en algunos Farmacity pero por lo general solo lo vi en La Perfumerie o Las Margaritas. Cuesta $67, o al menos, eso costaba hasta hace un mes.

Fast Freeze Quick Dry de China Glaze

Fast Freeze Quick Dry de China Glaze

En rigor de verdad este no es un top coat sino un spray de secado rápido. Lo compré hace como dos años luego de que se agotara el Insta Dri y no entrara por unos largos meses. Me lo vendieron junto con el Top Coat Fast Forward de China Glaze que realmente me resultó muy bueno en su momento, salvo por su bizarro olor, no equiparable a cualquier olor antes conocido por mi nariz.
Hoy en día ese top coat cuesta la friolera de $174 (lo vi ayer a ese precio en Las Margaritas) y puedo decir que NO VALE ESO ASI QUE MANTENGANSE ALEJADAS DE ÉL.
Lo mismo digo para este spray que es una especie de oleo espantoso que te deja las manos engrasadas cual mecánico de pueblo, tiene un olor alcanfor solo equiparable al Átomo Desinflamante y lo peor de todo NO SECA UN CUERNO. Uno de los fiascos más grandes de la historia de los productos para uñas.

Seche Vite

Seche Vite

Dejo para el final el mejor invento que dio la humanidad después de la rueda y los confites Sugus. Nadie – en su sano juicio – que haya probado el Seche Vite puede volver a usar otro Top Coat en su vida. Bah, poder puede, pero siempre sentirá añoranza, tristeza y nostalgia por el Seche.
Practicada la prueba frente a un Escribano Público ésta ha podido constatar fehacientmente que el Seche Vite seca en no más de 30 segundos y el brillooooo, oh la humanidad, el brillo hace que un Colorama parezca un Chanel. Además suaviza cualquier glitter, nivela cualquier esmalte con grietas o blanco y seca en 30 segundos (nunca está de más repetirlo). Tiene una gran contra y no es el tolueno porque francamente en semejante belleza de producto lo que menos me importa es el Tolueno. Con Romi de Un Cajón de Esmaltes y Ange de Hechizos de Colores decimos que aunque tenga arsénico y sicuta lo seguiríamos usando y amando como siempre. Entonces ¿cual es la gran contra? Fácil, LA AFIP. El Seche Vite sólo se consigue afuera y eso lo hace incalzable como las leyendas. Es el Elvis Prestley de los Top Coats, encerrado en su mansión, tomando whisky, esperando que algún gobierno se apiade de los argentinos y nos lo deje comprar nuevamente. Sin duda me gastaría las dos compras anuales en Seche, porque si bien es cierto que también se pone gomoso llegando a la mitad el Seche es tan genial que hasta tiene su propio remedio, un diluyente especial que se llama “Seche Restore”.
Otra cosa genial es que viene en tres tamaños: “mini” de 5ml , “standard” de 14 ml y “mega archi super XXL” de 177 ml. Yo sería feliz si viniera en botella de 2 litros como la Manaos y sería mucho más feliz si, como la Manaos, pudiera comprar Seche en el chino de enfrente de casa.

Ahora les toca a ustedes compartir sus secretos más preciados…

Comparte... Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

13 Comments on Los 8 mejores Top Coats

  1. Muy buen artículo!! Amé sobre todo tu forma de escribir (la analogía de la Manaos me sacó una carcajada)
    Me encanta leer tu blog mientras espero que se me seque el esmalte.
    Saludos!! (:

  2. Buen articulo, pero no has probado el posché??? es una maravilla, para mi aún mejor que el seche vite, que ya es decir. La única pega que yo le pongo al seche vite es que segun como me “encoje” los esmaltes y con el posché no me pasa. la pega del poshé es que solo lo encuentro por ebay.
    Un saludo

  3. holaaa gracias por compartirr estos saberes!!
    voy a retomar el trabajo de manicura asi que todo me sirve
    me encanto !!
    pregunta:
    mejor esmalte protector? quiza e 3 en 1 de avon?
    algun otro que me recomienden?
    que experiencia han tenido con sarac?
    gracias espero que respondann!!
    mil gracias

  4. Me encantó tu entrada! Estaba buscando buenos top coat y me topé con tu blog, gracias!
    Yo compré hace un tiempo el “Express dry spray” de “Essence”, es un spray de secado rápido malísimo!! Así como del que dijiste arriba que dejaba las manos aceitosas, horrible!! No lo recomiendo para nada. Esa es mi acotación. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *